“Cuando reparé en que el taxista se había equivocado de camino, me dí cuenta que ese
último día nada quedaría librado al azar.

 


		
Anuncios