“La llave en forma de P sólo abría la
primera cerradura de esa puerta monstruosa:
su tarea era conseguirla.

 


					
Anuncios