“Abandonaba su primer hogar
con tanto miedo como ansiedad… finalmente,
su llanto tranquilizó a todos.


					
Anuncios