“Luego de cerrar fuerte el puño, extendió
sólo dos dedos… casi inmediatamente
supo que había perdido su oportunidad.



		
Anuncios