“Sentado en la esquina de su camita
a la luz de la luna, creía ser el guardián
de los sueños de su familia.



		
Anuncios