“Sin más, le confesó que le encantaría
poder pasar del amor al odio como él…
e inmediatamente guardó el cuchillo.



					
Anuncios