“No pudo evitar que una sonrisa lasciva
asomara en sus labios mientras saboreaba
todavía el sudor de su víctima.



					
Anuncios