“La llamó sólo para molestar y ella
pensó que era su nieto… desde ese día,
hablarían todas las tardes.


 


					
Anuncios