“Sus ideas siempre venían de a dos…
como los alacranes, pero
fatalmente más peligrosas.



		
Anuncios