“«Nunca imaginé que conversar
conmigo mismo fuera tan divertido» pensó, mientras le ajustaban la camisa de fuerza.



					
Anuncios