“Se consoló pensando que por fin dejarían
de aturdirlo con sus gritos: estaba todo listo
para la terapia de shock.



		
Anuncios