“Al principio se sintió estafado, pero luego
se dio cuenta que perder un dedo era
poco sacrificio frente a tal premio.



					
Anuncios