“Y en un giro tan inesperado como ansiado,
García le prometió ser suyo, aunque sea
sólo físicamente y por unos minutos.



					
Anuncios