Etiquetas

,

“Repetía una y otra vez, ya con bronca
«Yo no soy Cindy, no soy» y era cierto…
la miré bien y tenía cara de Roberto.



					
Anuncios