Etiquetas

,

“Todos llegaban con ambición, pero Fate City
se ocupaba de que nunca más volvieran
a levantar los pies para caminar.



		
Anuncios