Etiquetas

,

“Lo que más amaba de tomar sopa de letras
tibiecita, era que así podía sentir
las palabras moviéndose dentro de él.



		
Anuncios