Etiquetas

,

“La parte buena es que ya sabía
cómo corregir su error… la parte mala:
necesitaba una máquina del tiempo.



		
Anuncios