Etiquetas

,

“Escondida bajo la alfombra del dormitorio,
nadie escucha que una mancha carmín
clama en silencio: «¡él no la mató!».



					
Anuncios