Etiquetas

,

“Cuando ya no tuvo nadie más en
quién creer, empezó a buscarse a sí mismo…
y nunca más necesitó usar brújulas ajenas.



		
Anuncios