“Y una fresca noche de verano frente a su TV, empezó a notar que su cabeza se hacía
cada vez más y más chica… por dentro.



		
Anuncios