“Simple, terca, sutil, cada noche Julieta
se apropiaba de la luna… y yo tenía
que esforzarme por dejar de imaginarla.



		
Anuncios