Etiquetas

,

“Cada tarde, la Corte de las Moscas
se reunía a contar historias, con la misma ropa,
en el mismo rincón de la plaza.



		
Anuncios