Etiquetas

,

“Clavó sus ojos en la última palabra
del e-mail que había recibido, y allí quedó,
contemplando la inmensidad de los píxeles.



					
Anuncios