Etiquetas

,

“Martilló con sus dedos la tecla Escape,
pero nada pasó… seguía encerrado, sin vida
más allá de la que veía en la pantalla.



					
Anuncios