Etiquetas

,

“Sus manitos pellizcaban inquietas el mantel
a cuadrillé… cuando tomó coraje para hablar,
la oportunidad ya había pasado.



					
Anuncios