Etiquetas

, ,

“Pía suspiró, y entrecerró sus ojos al sentir
el varonil aroma de ese hombre, el mismo
que la estaba atando para robar su casa.

 


					
Anuncios