Etiquetas

, ,

“El cursor titilaba ansioso mientras planeaba
cómo describirme; «Nadie es juez de sus
propios besos» pensé al comenzar otra vez.



		
Anuncios