Etiquetas

,

“Aunque ya nadie dormía en el cuarto,
terminó de asearlo; apagó la luz antes de salir
y oyó, lejano pero innegable, un suspiro.



					
Anuncios