Etiquetas

“Cuando agotó su reserva de lágrimas y no
quedó ni una solita, tuvo que empezar a
llorar suspiros… y esos sí que dolían al salir.

 


					
Anuncios