Etiquetas

,

“El Conde estuvo a punto de decir algo
inapropiado, pero se mordió el labio justo
a tiempo; murió desangrado, pero satisfecho.

 Selección Microrrelatos Repentinos: Vampiros
Anuncios