Etiquetas

, ,

“«Buen día Lili», le susurré al despertar
casi anudados en un abrazo… una voz
irreconocible me retrucó «Ya no soy Liliana».

 


					
Anuncios