Etiquetas

, ,

“Genoveva era mi usina de calor por la noche
y de problemas en el día… y yo, indefenso,
estaba condenado a sus caderas perpetuas.



		
Anuncios