Etiquetas

, ,

“Leyó la frase con la que debía abrir su cuento:
«Una de mis cuatro manos…», y trató de
imaginar cómo sería tener dos manos menos.



					
Anuncios