Etiquetas

, ,

“Llegó a la sexta casa que debía encuestar;
cuando fue a llamar a la puerta, notó que

la mirilla estaba a la altura de su ombligo.


					
Anuncios