Etiquetas

, ,

“A Klaus le gustaban los días grises porque así
el cielo no opacaba sus ojos, que creía tan bellos;
sí, Klaus estaba muy solo.

espejomano


		
Anuncios