Etiquetas

, ,

“Se refregó siete veces las manos, y luego
otras siete veces más para secarse… nadie
sospechaba que aún no debían darle el alta.

jabonmordido


		
Anuncios