Etiquetas

, ,

“Tenía ante él la mujer de sus sueños,
ya no necesitaba más nada… bajó su cincel,
y se sentó a admirar las curvas del frío mármol.

cincelyvirutas


		
Anuncios