“Dejó su té a medio tomar; tomó sus llaves,
salió de su casa, cerró la puerta y comenzó a
caminar hacia el horizonte… nunca llegó.


					
Anuncios