“Esa tarde, había jugado con Fido por horas; antes de volver a entrar, lo apagó y puso
a cargar su batería para el día siguiente.

huesoperrito


					
Anuncios