“Dos cucharadas al café, ritual de cada día…
quedaban pocas cenizas, pronto terminaría
al fin de cumplir el deseo de su esposa.

azucarmoreno


		
Anuncios