“Lo eterno de sus tardes era el anhelo
de que alguien se tomara una foto con ella;
sus ojos de mármol ya ni tristeza mostraban.

   pedestalvacio

 
Anuncios